Acosar a otras personas, intimidarlas, discriminarlas, expresar una burla o publicar contenidos sensibles a través de redes sociales y otros servicios de internet puede vulnerar sus derechos e ir contra la ley. Puede constituir una infracción administrativa e incluso un delito.
Padres, madres o tutores legales pueden llegar a tener que responder económicamente por las infracciones administrativas y conductas delictivas de  sus hijos o hijas menores de edad, así como por los daños y perjuicios materiales y morales causados.
Quien difunda ilegítimamente contenidos o información sensible de otras personas sin su consentimiento puede incurrir en distintos tipos de responsabilidades.
Agencia Española de Protección de Datos

También te puede interesar

Jornadas de Puertas Abiertas 2023
Semana de Navidad 2022
Programa «Caminos seguros y saludables», un servicio de acompañamiento gratuito